¡Alerta Listeriosis!

La listeriosis se ha hecho conocida gracias a la alerta que saltó a nivel nacional hace unas semanas, en la cual se detectaron diversos casos de pacientes afectados a través de carne mechada.
Pero, aunque la información que se ha dado a través de los informativos, ha sido medianamente extensa, ¿Sabrías explicar que es la listeriosis y en qué consiste?
Por si aún no lo tienes claro, ¡nosotros te lo explicamos!

¿Qué es la listeriosis?

Como ya se ha dicho en los medios televisivos, la listeriosis es una infección bacteriana causada por la bacteria Listeria monocytogenes, la cual es la única de su especie que afecta al ser humano.

Esta bacteria se encuentra de manera natural en la naturaleza, situándose en el suelo y en la materia vegetal en descomposición. Además, puede encontrarse infectando a diferentes animales como son las aves, los peces, los huevos… lo que hace que la producción alimentaria sea una gran fuente de infección para el ser humano.

¿Dónde podemos encontrarla?

Aunque una gran variedad de alimentos puede estar contaminados, la leche, el queso (sobre todo los más frescos), las carnes de aves como el pollo o el pavo y los vegetales frescos, son aquellos mediante los que más comúnmente se puede contraer la enfermedad.

¿Qué síntomas provocan?

Es importante conocer que la listeriosis puede dar lugar a una infección leve llamada listeriosis gastrointestinal no invasiva, en la cual se producen molestias gastrointestinales leves (náuseas, vómitos, diarreas) acompañada de fiebre esporádica a las 24 horas aproximadamente de su ingestión.

Por otro lado, tenemos la listeriosis severa o invasiva. Esta infección si es grave, ya que en ella se afecta el sistema nervioso pudiendo causar en los casos más graves meningitis o encefalitis. Su diagnóstico debe ser rápido sobre todo en mujeres embarazadas y neonatos.
La listeriosis invasiva se caracteriza porque además de los síntomas anteriores, también se producen dolores musculares, confusión, fatiga…

Las mujeres embarazadas, los recién nacidos, los ancianos y las personas con el sistema inmunitario deprimido, son pacientes en riesgo de sufrir la llamada listeriosis invasiva, y aunque en la mayoría de los casos no acaba con la vida del enfermo si que debe establecerse un tratamiento antibiótico rápidamente para evitar la septicemia o la meningoencefalitis en adultos y la afectación o muerte fetal en caso de mujeres embarazadas.

koli-bacteria-123081_960_720-e1567035525249.jpg

¿Cuál es el tratamiento?

Como cualquier infección, el tratamiento es antibiótico.

El más utilizado es la penicilina o la ampicilina en dosis altas, ya sea solas o en combinación con otros antibióticos.
Para pacientes alérgicos, se usa una combinación de trimetoprim y sulfametoxazol, con resultados igualmente satisfactorios.

Aunque el tratamiento antibiótico es eficaz y hoy en día, existen pocas resistencias antibióticas, es importante recordar que el buen uso de los antibióticos es lo que nos permite que sean eficaces ante diferentes infecciones y que a día de hoy ganemos la batalla a estas enfermedades. Recuerda que antes de comenzar con un tratamiento antibiótico, es importante que consultes con un médico o farmacéutico, ellos te ayudarán a establecer el mejor tratamiento para tu enfermedad.

Si quieres saber más sobre resistencias bacterianas entra en nuestro post ANTIBIÓTICOS.

¿Cómo podemos evitar esta infección?

Aunque esta alerta haya saltado hace poco con un mayor impacto que de costumbre, hay que recordar que la bacteria está presente de manera natural y que cualquier alimento podría estar infectado. Por ello, debemos de establecer una serie de pautas para evitar el contagio:

  • Cocina los alimentos adecuadamente, sobre todo carnes y huevos.
  • Lava las verduras, frutas y hortalizas. En tu farmacia encontrarás productos específicos no tóxicos para lavar estos alimentos y así destruir bacterias, virus y parásitos.
  • Consume siempre productos lácteos elaborados a partir de leche pasteurizada y consérvalos refrigerados.
  • Siempre que consumas alimentos precocinados, recaliéntalos a una temperatura superior a 70ºC.
  • Limpia bien todas las zonas y utensilios de trabajo en tu cocina, así evitarás contaminaciones cruzadas con otros alimentos.
  • Lávate bien las manos cada vez que cambies de alimento o toques algún producto crudo.

 

cropped-foto3.jpg

Y recuerda que, en caso de duda o consulta, lo mejor es que acudas a un centro de salud o a tu farmacia más cercana para preguntar. ¡Los profesionales de la salud siempre estamos a vuestra disposición!

 

 

Fuente: Colegio oficial de farmacéuticos de Granada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: