Nuevo propósito del año: DEJAR DE FUMAR

Con la llegada del nuevo año, todos nos marcamos nuestro nuevo propósito a cumplir este 2018. Uno de los más deseados es dejar de fumar y llevar una vida sana y saludable.

Nosotr@s no queremos convencerte de nada, sino darte la información y las herramientas para comprender cuanto de perjudicial es este hábito y como puedes superarlo.

non-smoking-2383236__340

¿Qué es el tabaco?

Se denomina tabaco a un conjunto de productos prevenientes del procesamiento de las hojas de Nicotiana tabacum y Nicotiana rustica.

La nicotina es el principal agente psicoactivo presente en el tabaco. Se trata de un alcaloide, el cual es el responsable de la mayoría de sus efectos negativos sobre la salud.

¿Cuáles son estos efectos?

Cuando un fumador toma una calada del cigarro, la nicotina es aspirada y enviada inmediatamente a los pulmones, donde es absorbida rápidamente.

La mayor parte de los efectos  de la nicotina se producen por la activación de los receptores nicotínicos del sistema nervioso central, de manera que produce una ESTIMULACIÓN NERVIOSA que se ve reflejado en los fumadores habituales, ya que les agudiza la memoria y les calma, reduciendo su nivel de estrés.

“El tabaco produce rápidamente dependencia tanto física como psíquica”

Pero no todo es bueno, el tabaquismo crónico produce una elevación significativa en las concentraciones plasmáticas de varias hormonas y neurotransmisores como noradrenalina y adrenalina produciendo un INCREMENTO significativo DE LA PRESIÓN ARTERIAL  sistólica y diastólica (comúnmente conocida como “la alta” y “la baja”) y de la frecuencia cardíaca.

Se produce también un aumento en el número de leucocitos, y de los mediadores de la COAGULACIÓN , aprenciándose por tanto un aumento de la misma.

El monóxido de carbono (CO) presente en el humo presenta su efecto sobre el endotelio pudiendo facilitar la producción de erosiones que permitan a las lipoproteínas circulantes iniciar el proceso arteriosclerótico, proceso que puede llevar diferentes ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES (infarto de miocardio, ictus…).

Además, todas las sustancias tóxicas que se producen en la combustión incrementa de manera pronunciada la posibilidad de que se produzcan mutaciones en nuestras células produciendo los diferentes tipos de TUMORES en función del tejido dañado.

El tabaquismo se asocia con el 85% de las muertes por cáncer pulmonar y un 80% de las muertes por neoplasias de laringe y esófago, además de tener una gran relación con otros tipos de cáncer.

El tabaquismo materno durante el embarazo puede afectar al bebé provocando una reducción de su función pulmonar suponiendo un mayor riesgo de ASMA dificultando así su calidad de vida.

El resultado de todo esto es que el tabaco reduce una media de 22 años la esperanza de vida de una persona.

Los beneficios de abandonar el tabaquismo

El abandono del tabaco supone una mejora en la calidad de vida que puede observarse de inmediato.

A los 30 minutos de haber consumido el último cigarrillo, se normaliza la frecuencia cardiaca y la  elevación de la presión arterial.

A las 48 horas de dejar de fumar se restablecen las terminaciones nerviosas del gusto y del olfato.

A los tres meses, se presenta una mejora de los efectos en la cavidad oral. Mejora la halitosis, las manchas dentales y la posibilidad de sufrir daño orofaríngeo. Incluso disminuye el riesgo de aparición de arrugas cutáneas faciales.

Tras varios meses se consigue un incremento en las concentraciones de HDL colesterol, es decir, del “colesterol bueno” mejorando por tanto los niveles de colesterol total en sangre.

A los cinco años, el riesgo de infarto agudo de miocardio del exfumador es similar al del individuo que nunca fumó. El riesgo de ictus disminuye y a los 10 años el riesgo de cáncer se iguala al de los no fumadores.

El uso de los cigarrillos electrónicos no libra al fumador de todos estos efectos, ya  las sustancias que contiene el líquido que da lugar al vapor contiene sustancias toxicas. Además, estos cigarrillos suelen ir cargados de dosis de nicotina.

¿Cómo puedo conseguir dejar el tabaco?

El tratamiento de deshabituación del tabaquismo tiene dos partes complementarias, una psicológica y otra farmacológica, no siempre una tiene que ir acompañada de la otra, pero si que para obtener buenos resultados y evitar recaídas, se recomienda que el fumador utilice las dos terapias.

Psicológica:

Es fundamental para conseguir buenos resultados tener ganas y fuerza de voluntad y rodearse de personas que te apoyen en este proceso.

Recuerda que puedes acudir a terapias junto con otras personas que también están dejando de fumar y que por tanto pueden comprenderte mejor que nadie en cualquier fase de este proceso.

Es importante que tu familia o amigos eviten fumar en tu presencia, evita lugares donde haya gente fumando y que exista la tentación de volver a fumar.

Farmacológico:

En cuanto al tratamiento farmacológico, existen dos tipos de terapias:

  1. Administrar concentraciones limitadas y fijas de nicotina que te ayuden a controlar el síndrome de abstinencia mientras que tu organismo vuelve a su estado normal. En este caso podemos encontrar de venta libre en farmacias parches y chicles de diferentes dosis. Si quieres dejar de fumar, pregunta al farmacéutico o farmacéutica, él o ella te evaluarán mediante unas sencillas preguntas para recomendarte la terapia más adecuada.
  2. Reproducir de forma limitada los efectos psicológicos placenteros de la nicotina. En este caso, el tratamiento debe ser prescrito por un médico tras la valoración del      paciente. Esta opción se utiliza en casos donde la adicción al tabaco es muy grande y otras terapias han fracasado.

 

Sabemos que te preocupa:

¿Si dejo de fumar engordaré?

Es cierto que el tabaco afecta al metabolismo y que cuando se abandona puede haber cierta tendencia a aumentar de peso, pero es importante saber que más de la mitad de las personas que dejan de fumar no llegan a incrementar en más de 3 kg su peso habitual. Otra de las razonas por las que este incremento se produce es porque durante el proceso de deshabituación, el fumador intenta calmar su ansiedad mediante otros medios y uno de ellos es la comida, aumentando su ingesta diaria y por tanto el número de calorías.

Una buena dieta y ejercicio además de ayudar con la deshabituación tabáquica nos ayudará a evitar esta subida de peso.

¿Y si sufro una recaída?

Es importante que no pienses en las recaídas, si ocurrieran en un futuro, ya has conseguido superarlo una vez, podrás superarlo dos!.

Además, existen diferentes métodos que pueden ayudarte a evitarlas. Es parte del proceso, no te decepciones y sigue intentándolo!

Estoy preparado, ¿Por dónde empiezo?

Si has decidido dejar de fumar, habla con tu farmacéutico/a, él o ella están totalmente capacitados para ayudarte y guiarte en este proceso, resolviendo todas tus dudas y problemas que puedan aparecer en el camino. En caso de que surjan problemas o necesites tratamientos alternativos, él/ella se pondrán en contacto con tu médico y juntos evaluarán la mejor forma de ayudarte. Recuerda que el objetivo de todos los profesionales de la salud es velar por el bien del paciente.

 

El humo más peligroso para el no fumador es el de corriente secundaria, que supone el 85% del humo generado por los fumadores y que, a diferencia del humo de corriente principal, no es filtrado por ningún dispositivo (filtro) o por los pulmones del fumador activo. En los adultos, el humo ajeno causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón. Entre los lactantes se relaciona con un incremento del riesgo de muerte súbita y en las mujeres embarazadas ocasiona bajo peso ponderal del recién nacido.

 

 

Diseño sin título (4)

Si después de leer este post te has animado o te has reafirmado en tu decisión de dejar de fumar, recuerda que puedes dejarnos cualquier comentario o pregunta o venir a visitarnos. No dejes que nada te ate y se libre!

Un comentario sobre “Nuevo propósito del año: DEJAR DE FUMAR

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: